Aunque ya hablamos en su día de la Trenza Rusa, (click aquí) hoy profundizaremos un poco más en sus ingredientes y elaboración.

Se trata de un brioche hojaldrado danés, ligeramente más fuerte que el brioche clásico y se hojaldra. El proceso de cocción es largo, ya que no lleva ningún aditivo para acelerar el proceso.

Salteado con chocolate de dos tipos y nueces. La clave, a parte del paso anterior, es el corte y trenzado para la perfecta mezcla de los sabores. Se gelatina y baña superficialmente en un glaseaso y así obtenemos esta maravilla de postre que a muchos, ya nos ha conquistado.

¿Te has llevado ya tu Trenza Rusa?

Recordad que estamos también en Facebook, Instagram’ y Twitter.