Volvemos a hablar de masa, en concreto de la de nuestros panes que como sabéis son elaborados 100% en nuestro obrador por nuestro artista pastelero.

La utilización de los diferentes tipos de masas madre debido a los diferentes tipos de pan, no es más que la vuelta o retorno a los orígenes de la panadería. Puesto que hay un importante paréntesis que ha supuesto la utilización de levaduras y procesos químicos que hoy facilitan la elaboración de productos en mayores cantidades en menos tiempo y reduciendo la calidad dramáticamente de los panes y en consecuencia, no saludables en absoluto.

Tras observar los últimos treinta años o más, el consumo del pan en los hogares está cambiando. Los profesionales están cambiando también su filosofía de trabajo. Se opta por procesos de elaboración de masas largos, procesos de fermentación lenta para ofrecer la máxima calidad en el pan que obviamente benefia directamente la salud de las personas que eligen consumirlo.

El pan elaborado con una buena calidad en su proceso presenta una serie de caractísticas observables y por supuesto en su sabor, aquí algunas: una buena conservación, una corteza crujiente, un aroma característico y por supuesto, un buen sabor. 

El método de masa madre es el proceso que seguían nuestros antepasados de una forma completamente natural, de ahí su denominación masa madre natural. Ningún elemento químico es bienvenido en este proceso. La fementaciones son muy largas, las harinas son de alta calidad para que le resultado sea óptimo y  así los consumidores estamos seguros que es saludable y nuestro cuerpo, templo, no sólo lo disfruta sino que lo agradece. 

Recuerda somos lo que comemos.  

 

Feliz y dulce día

Recordad que estamos también en Facebook, Instagram’ y Twitter.